Review

last house2 vamosalcine 215x300 La última casa a la izquierda, 1972, de Wes Craven: La Primera PesadillaOpera prima del amigo Wes, quien andaba rondando en esos momentos por los arrabales del hardcore y que tenía toda la intención de llegar al extremo con esta cinta, adaptación sórdida y furibunda de “La fuente de la doncella”, de Ingmar Bergman. Según él mismo cuenta, en esas épocas, los jóvenes egresados de escuelas de cine tenían dos caminos para comenzar a filmar de inmediato: el terror o el porno. La idea de Craven era la de mezclarlos en una cinta revulsiva. Con el fluir de las correcciones del guión se fue ablandando un poco (especialmente en cuanto a sexo explícito se refiere), llegando, de todos modos, ante nuestros ojos, una historia igualmente perturbadora, violenta y ácida.

Una joven sale con una amiga a ver un recital. En el camino se toparán con un grupo de psicópatas, violadores y asesinos (dos de ellos se acaban de escapar de la cárcel) y a partir de este encuentro se desatará un infierno de crimen y violencia que llegará a su clímax cuando estos locos asesinos entren a la casa que da título al film, que es ni más ni menos que la casa de los padres de la joven, quienes planean (en caliente) y ejecutan una minuciosa y sangrienta venganza, dejando en claro que el concepto de psicópata abarca un amplio espectro de la sociedad norteamericana.

Desde sus primeros fotogramas el film demuestra su filiación con ese estilo de cine cuasi guerrilla, independiente y revolucionario que por aquellos seminales setentas hermanaban al terror con el porno (cf. Fred Lincoln, uno de los psicópatas del film desarrolló posteriormente una larga carrera como actor y director de films hardcores. Y el mismo Craven se daría el lujo de dirigir su propio film xxx, un par de años después: “Angela, the fireworks woman“, bajo seudónimo, eso sí). Ambos estilos respiraban un mismo aire libertario y corrosivo. Aire presente en toda la película, que ciertamente nos presenta una disección del sueño americano y una inmersión en las zonas más oscuras de las familias más respetables de la sociedad.
Es imprescindible remarcar el inteligente uso del sonido y de la musicalización, acompañando con estilo y coherencia una historia en la cual el humor siempre está presente, correspondiendo y contrapesando el horror.

Comentemos por último que el productor del film, el Sr. Sean Cunningham, luego responsable de “Friday, 13th”, fue responsable de la campaña publicitaria del film, cuyo eslógan era tan brillante que hizo escuela. “Para evitar desmayarse, repítaselo una y otra vez: es sólo una película, sólo una película”.

Así que ya están advertidos, y si sienten que durante alguna escena les empieza a bajar la presión, saben qué deben hacer.

 

Ficha
Título: La última casa a la izquierda / Pánico a medianoche
Título original: The Last House on the Left
Año de producción: 1972
País: EEUU
Duración: 91 min.
Dirección: Wes Craven
Guión: Wes Craven
Fotografía: Victor Hurwitz
Montaje: Wes Craven
Música: David Alexander Hess
Producción: Sean S. Cunningham
Protagonistas: Sandra Cassel, Lucy Grantham, David A. Hess, Fred Lincoln, Jeramie Rain, Marc Sheffler
Fecha de estreno: 30 de agosto de 1972