Review

Un investigador de lo oculto, recibe el encargo de un hombre de ir a buscar a su hija, una joven novicia que arriba a la ciudad, y protegerla de una secta satánica que quiere utilizarla para que de a luz a un nuevo Avatar del demonio Astaroth al cumplir los 18 años.

Daughter01 vamosalcine 199x300 To the Devil... a Daughter, 1976, Peter Sykes: Alquiler de vientre satánico
Film tardío de la Hammer, aquella productora inglesa que desde mediados de los años 50 y hasta bien entrados los 60 reinara dentro del género del terror, recuperando a los monstruos clásicos (Drácula, Frankenstein, la Momia), que recibieron sangre nueva y actores cuyas iconografías venían a competir con aquellas forjadas en los años 30 a través de la Universal. Nombres como Terence Fisher, Christopher Lee, Peter Cushing, Ingrid Pitt, formaron parte del momento más brillante de la productora, que a fuerza de humor, gore y una sexualidad más explícita de lo establecido, había logrado conquistar a los aficionados del género.
Al llegar la década del 70, y con un cambio gradual de estéticas y temáticas, a la productora le costó mucho hacer pie y reencontrarse con un público que ya no era el mismo y al que no podía seguir contándole las mismas historias de vampiras lésbicas y Dráculas que no terminan de morir jamás.
Por su parte el cine de terror llegaba a los 70 con una ferocidad inusitada, cargada de violencia, realismo sucio y temores palpitantes, cercanos, urbanos.
El satanismo fue uno de esos temores vecinos, posibles y escalofriante al mismo tiempo. En esos años, era común que el tema surgiera en los noticieros, al desmantelarse determinadas sectas. La película de Roman Polanski, “El bebé de Rosemarie” (1968) había inaugurado una vertiente fílmica que se volcaría durante la década siguiente hasta configurar un sub-género.
En su búsqueda de una estética perdida, la Hammer produce en 1976, este film: “To the Devil, a daughter”, en el que se meten con el tema de la magia negra y los cultos satánicos.
El director, Peter Sykes, director responsable de algunos capítulos de la serie de culto “Los Vengadores“, realiza este film con notable fluidez y elegantes movimientos de cámara, una buena puesta en escena que hace que uno se olvide de ciertas incongruencias del guión (mucho más feliz en sus diálogos). Las presencias actorales de Richard Widmark y de Christopher Lee, encarnando a los antagonistas, los representantes del bien y el mal que se enfrentan por el cuerpo y el alma de una joven, también colaboran en darle al film una carnadura específica.
La joven novicia, por cierto, está encarnada por una Nastassja Kinski, en su segunda película, quien tenía por entonces 15 años (polémica incluída, ya que en el film se la ve haciendo un desnudo frontal). Su magnetismo fotogénico impregna el film, como era de esperarse, aún en ese estado de diamante en bruto.
La Hammer aguantó unos años más, pero antes de que terminara la década del 70 cayó en bancarrota. Dejando tras de sí, toda una leyenda.
A partir de 2007, tras ser comprada por una compañía holandesa, se produjo un renacimiento de la productora, que ya lleva unas cinco películas producidas desde entonces, entre las que se destacan “Let me In” y “The Woman in Black“.

Daughter02 vamosalcine 201x300 To the Devil... a Daughter, 1976, Peter Sykes: Alquiler de vientre satánico

Ficha
Título: To the devil a daughter/ Child of Satan
Título original: To the devil… a daughter
Año de producción: 1976
Pais: Reino Unido, Alemania
Duración: 95 minutos
Dirección: Peter Sykes
Guión: Chris Wicking, John Peacock, Gerald Vaughan-Hughes
Fotografía: David Watkin
Producción: Roy Skeggs
Montaje: John Trumper
Música: Paul Glass
Protagonistas: Richard Widmark, Christopher Lee, Honor Blackman, Nastassja Kinski, Denholm Elliott
Fecha de estreno: 04 de marzo de 1976